Kabú Reglamentos: Juegos de Naipes

Página 2 de 2

8.Combinaciones
Las cartas se combinan por adición de su valor, es decir, para saber el valor de una combinación de cartas se suman los valores de las cartas que la componen, pero de la suma sólo se considera la cifra de las unidades.

Por ejemplo, un cinco y un dos valen 7, pero un cinco y un ocho valen sólo 3, ya que de su suma -13- sólo se considera la cifra de las unidades. Por ello, el mayor valor posible es 9 y el menor 0.



9.Contabilidad
Al término de cada juego parcial, cada jugador tiene que pagar a los que tienen mejor jugada y cobrar de los que la tienen peor. Cada jugador cobra o paga de otro jugador la diferencia de puntos entre sus dos jugadas (el que tiene peor jugada paga al que la tiene mejor).

Llevar la cuenta de estos pagos mediante anotaciones resultaría muy farragoso, ya que si juegan 4 jugadores son 6 intercambios y si son 6 los jugadores pasan a ser 15 los intercambios. Por ello, es más sencillo emplear fichas para cobrar y pagar al finalizar las jugadas. Las fichas utilizadas son de tres valores distintos: 1, 5 y 10, que pueden distinguirse por sus distintos colores o formas. Los jugadores inician la partida con el mismo número de fichas cada uno, que deben ser diez de valor 1 y tantas de valor 5 y valor 10 como jugadores participan en la partida. Así, por ejemplo, en una partida entre 5 jugadores cada jugador la inicia con 10 fichas de valor 1, 5 de valor 5 y 5 de valor 10 (85 tantos).

10.El Dador
En el kabu no importa quién da las cartas. Lo usual es que lo haga uno de los jugadores hasta que se canse y pase la baraja a otro jugador, o bien deje de repartir cuando otro jugador pida hacerlo. Naturalmente, también es posible sortear el primer dador e ir pasando el turno de dar como en la mayoría de los juegos.

Asimismo, puede haber un dador no jugador, es decir, alguien que da las cartas pero no recibe cartas y no participa de los cobros ni de los pagos, como si fuera un croupier de casino.

En cualquier caso, sea quien sea el dador y a pesar de sólo usarse unas pocas cartas, antes de cada reparto se recogen y se barajan todas.

11.Inicio
Hay dos modos de iniciar el juego. En el primero, y más directo, el dador reparte dos cartas a cada jugador y éste jugará el resto de la mano con ellas. En el segundo modo, cada jugador recibe cinco cartas de las que escoge una y devuelve el resto al dador (este inicio también puede hacerse con tres cartas).

El dador recoge todos esos descartes, los baraja y da una nueva carta a cada jugador.

De uno a otro modo, cada jugador dispone inicialmente de dos cartas con las que empezar a jugar.

Los jugadores no deben mostrar ninguna de sus cartas hasta el fin de la partida.

12.Desarrollo
A la vista de sus dos cartas, cada jugador decide si quiere una tercera o no. El dador reparte esa tercera carta a los jugadores que la piden. Finalmente, los jugadores que han pedido la tercera carta tienen opción a una cuarta y definitiva carta.

13.Final de juego
Cuando todos los jugadores están servidos con dos, tres o cuatro cartas, las muestran al resto de los jugadores y cantan su puntuación. Entonces se procede a los cobros y pagos entre los jugadores. Cada uno de ellos recibe o paga a cada uno de los otros jugadores, según la diferencia entre sus jugadas (positiva o negativa), un número de tantos en fichas igual a esa diferencia.

Una vez terminados los pagos entre todos los jugadores, se recogen las cartas y se barajan para la siguiente mano.

14.Final de la partida
El juego continúa del modo indicado hasta que uno de los jugadores, al término de una mano o juego parcial, no tiene bastantes fichas para pagar a todos los jugadores a los que debe pagar. Entonces no paga a ninguno de ellos y termina la partida. El que tiene más fichas es el ganador.

También puede jugarse estableciendo una hora para terminar el juego, como en otros juegos de envite. En este caso, los jugadores que se quedan sin fichas para pagar al final de alguno de los juegos parciales pueden quedar eliminados o pueden tener la opción de "comprar" a alguno de los jugadores un paquete de fichas para seguir jugando (o bien recibirlo en "préstamo").

15.El Kabu con descartes
En el caso de utilizar el primer modo indicado para iniciar la partida, es decir, el de dar dos cartas a cada jugador, con las que éste deberá jugar su mano sin cambiarlas, puede iniciarse el juego colocando, antes de dar las dos cartas, seis cartas boca arriba en el centro de la mesa.

De este modo, el jugador puede aproximar más las posibles cartas que recibirá en los sucesivos repartos de cartas extras y pedir la tercera o la cuarta carta con más conocimiento. En el caso de utilizar la segunda opción para el inicio, las seis cartas se expondrían una vez recogidos y barajados los descartes de los jugadores y antes de proceder al reparto de la segunda carta.

Página 2 de 2
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: