Charadas en verso Reglamentos: Juegos de Sociedad

Página 1 de 1

Es necesario improvisarlas, o echar mano de las que se sepan: pondremos algunas, no para que sirvan de modelo, sino para que ayuden al que necesite de ellas.

1
Mi primera es un conjunto
De la luz que nos alumbra;
Y un conjunto también de agua
Se expresa con mi segunda;
Y estos conjuntos unidos
En que mi todo se funda,
Forman un tercer conjunto
Que cada día se busca.
(La solución es Dia-rio.)

2
De mi segunda al impulso
Muchos la vida han perdida,
Y el último juego ha sido
Temblándoles el pulso.
Jugaban todo el envite
De no ver a mi primera,
Aunque brillante saliera
A la luz con quien compite.
Desgracia es ésta inherente
De mi todo al ejercicio,,
Ya por crimen, ya por vicio,
Ya por ambos juntamente.
(La solución es Sol-dado.)

3
Con mi segunda y tercera
Tengo lo muy suficiente
Desde año nuevo hasta el día
Treinta y uno de diciembre.
Con mi tercera el oído
Se recrea y entretiene;
Y con mi cuarta me libro
De un mal oportunamente.
Con mi tercera y cuarta
Se consigue muchas veces
Lo que no pocas sin ellas
En deseo quedar suele.
Y con mi todo me entiendo
Siendo lo que me conviene,
Y pido a Dios no me falte
En la hora de mi muerte.
(La solución es Sa-cer-do-te)

4
Si a las charadas y a las bellas amas,
Incluyo el nombre de una entre las damas
Mis tres primeras sílabas si atinas,
Es cosa que mantiene a las gallinas;
Dos últimas de cuatro que reúno,
Oficio es de pintor, aunque importuno
Mi segunda y tercera es muy buscada
De gente al contrabando dedicada:
Mi segunda y postrera sin que enoje
El arriero la suelta y la recoge;
Y si mi todo atento considero,
Es un nombre feliz de bueno agüero.
(La solución es Salvadora.)

5
Digo un nombre de mujer
Con cuatro sílabas solas;
Siendo la primera y cuarta,
Parte del mundo preciosa.
Primera y segunda unidas
Pontífice antiguo nombran,
Y la primera y tercera
Voz es de un verbo, cuya obra a veces aguarda el triste
Á quien en desierto roban.
(La solución es Anastasia.)

6
Yo tengo una tía
Que es hembra, y se llama
Con nombre que a muchos
Jamás se aplicara.
Tres sílabas tiene;
Las dos en la cara
Se hallan de cualquiera,
Aunque no hacen falta.
Segunda y tercera
En las tiendas se hallan,
Ó andan en caminos,
Si las bestias no andan.
Primera y tercera
Temible fue en Francia,
Y también la temen
Los que andan por agua.
Dios nos libre a todos
Por su santa gracia
Que pueda mi tía
Ser nuestra tocaya.
(La solución es Bárbara.)

7
Nombre de una bella ninfa
Soy en mi primera parte
En mi segunda dictado
De una mujer respetable;
Y mi todo lo que debe
Sin duda considerarse
Como el mas grande y sublime
De los dones celestiales,
(La solución es Eucaristía)

Estas charadas bastan para dar a entender en que consiste el artificio de su composición y pueden servir para el que no tenga otras de que echar mano por de pronto, no siendo difícil el inventarlas con un poco de aplicación.

Página 1 de 1

Compartir:




Diccionario: