Trato de Argel (Miguel de Cervantes Saavedra) Libros Clásicos

Página 22 de 67

HIJO ¿Qué es esto, madre? ¿Por dicha
véndennos aquestos moros?
MADRE Sí, hijo; que sus tesoros
los crece nuestra desdicha.
PREGONERO ¿Hay quien a comprar acierte
el niño y la madre junto?
MADRE ¡Oh amargo y terrible punto,
más terrible que la muerte!
PADRE ¡Sosegad, señora, el pecho;
que si mi Dios ha ordenado
ponernos en este estado,
Él sabe por qué lo ha hecho!
MADRE Destos hijos tengo pena,
que no sé por dónde han de ir.
PADRE Dejad, señora, cumplir
lo que el alto cielo ordena.
[MERC.] Primero ¿Qué han de dar déste, decí?
PREGONERO Ciento y dos escudos dan.
MERC. [Segundo] ¿Por ciento y diez darlo han?
PREGONERO No, si no pasáis de ahí.
MERC. [Segundo] ¿Está sano?
PREGONERO Sano está.
MERC. [Segundo] [Ábrele la boca] Abre; no tengas temor.
HIJO ¡No me la saque, señor;
que ella mi[sma se cairá]!
MERC. [Segundo] ¿Piensa que sacalle quiero
el rapaz alguna muela?
HIJO ¡Paso, señor, no me duela;
tenga, quedo, que me muero!
MERC. Segundo Destotro, ¿cuánto dan dél?
PREGONERO Docientos escudos dan.
[MERC.] Segundo ¿Y por cuánto le darán?
PREGONERO Trecientos piden por él.
[MERC.] Primero Si te compro, ¿serás bueno?
HIJO Aunque vos no me compréis,
seré bueno.
[MERC.] Segundo ¿Serlo heis?
HIJO Ya lo soy, sin ser ajeno.
MERC. Primero Por éste doy ciento y treinta.
PREGONERO Vuestro es: venga el dinero.

Página 22 de 67
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: