La otra vuelta de tuerca (Henry James) Libros Clásicos

Página 75 de 115

La señora Grose y Flora habían entrado en la iglesia, los otros feligreses las siguieron y nosotros nos quedamos solos durante un minuto, entre las viejas tumbas. Hicimos una pausa precisamente junto a una de ellas, una tumba baja y oblonga, semejante a una mesa, situada a un lado del camino.
   -Dices que, si no la quisieras...
   Miles miró a las tumbas mientras yo esperaba. Luego respondió:
   -Bueno, ¡usted lo sabe muy bien!
   Pero no se movió, y al cabo de unos instantes añadió algo que me obligó a apoyarme en la lápida de una tumba, como si repentinamente necesitara reposar:
   -¿Opina mi tío lo mismo que usted?
   Tardé un poco en responder.
   -¿Cómo puedes saber lo que opino?
   -¡Ah, bueno!, por supuesto que no lo sé; me sorprende que nunca me lo haya dicho. Lo que ahora quiero saber es si él lo sabe.
   -¿Si sabe qué, Miles?
   -Bueno, el modo como me educo.
   Me di cuenta, con suficiente rapidez, de que no podía responder a esa pregunta de ninguna manera que no implicara un reproche a quien me había empleado. Sin embargo, pensé que era bastante lo que nos habíamos sacrificado en Bly para que ese hecho resultara perdonable.
   -No creo que a tu tío le importe eso demasiado.
   Miles se me quedó mirando fijamente.
   -¿Y no cree usted que podría lograrse que le importara?
   -¿De qué manera?
   -Obligándolo a venir.
   -Pero... ¿quién podría hacerlo venir?
   -Yo lo haré -respondió el niño, con extraordinario brío.
   Me lanzó otra mirada cargada de una extraña expresión y luego entró solo en la iglesia.

XV

   La cuestión quedó prácticamente establecida desde el momento en que no lo seguí. Resultaba lamentable rendirse a la agitación, pero darme cuenta de ello no sirvió para hacerme recobrar las fuerzas. Me quedé sentada en la tumba y traté de penetrar en el significado de lo que mi joven amigo me había dicho. En cuanto creí entenderlo, me di el pretexto de que sería vergonzoso ofrecer a mis pupilos y al resto de la congregación, con mi entrada, semejante ejemplo de retraso.

Página 75 de 115
 


Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: