Reconquistar Plenty (Colin Greenland) Libros Clásicos

Página 148 de 455


LA GENTE QUE VIVE ALLI LO LLAMA KANSAS, CAPITANA.
Gracias, Alice.
Control no respondía, no había nadie de servicio y tampoco había nadie visible salvo algunos chicos que treparon por la alambrada para alzar la cabeza hacia nosotros, así que fui bajando. Salí y decidí echar un vistazo. La puerta estaba cerrada, y me pregunté si la llamada no habría sido alguna broma pesada. Decidí esperar y ver quién aparecía para reírse de mí.
Lo que apareció fue una nube de polvo con un jeep y un camión dentro de ella. Tanto el jeep como el camión eran de color gris y no llevaban ninguna marca o identificación. Se detuvieron delante de la puerta y vi bajar a dos tipos del jeep. Uno de ellos era humano.
Me acuerdo muy bien de él. Se llamaba Dominic Wexler. Era alto y flaco, con una cabellera rubia cortada casi al cero y gafas de espejo. Llevaba un traje gris azulado con las rayas tan bien planchadas que habrías podido cortar el pan con ellas, una camisa azul pizarra de botones y una corbata de cuero llena de arruguitas. Aparte de eso, también llevaba encima una identificación de la Fuerza Aérea y la llave que abría la puerta.
El otro no tenía ninguna identificación, pero no le hacía falta. Era un eladeldi. Su vello era de un color azul desvaído, como el que adquiere la nieve algunas veces, y llevaba una camisa tubular muy ceñida de color azul y unos pantalones azules que terminaban a medio camino de sus piernas peludas..., parecían unos pantalones de montar. Llevaba la cara rasurada, y si ves a un eladeldi con la cara rasurada eso quiere decir que le han asignado a la Tierra y que está en servicio activo.
El teniente Wexler abrió la puerta y movió la mano indicándole al camión que avanzara.
-¿Está preparada para cargar, capitana? -me preguntó-. Nos gustaría salir lo más pronto posible.
Volvió la cabeza hacia los chicos de la alambrada y les observó con tanta suspicacia como si pudieran ser espías.
-¿Nos gustaría? -repliqué yo.
-Sí, señora. El señor Trey y yo la acompañaremos durante el curso de esta misión.
Le expliqué que normalmente no trabajaba así, y él dijo que lo entendían, pero que iba a transportar material muy delicado. El material muy delicado parecía ser los montones de archivadores que estaban bajando del camión.

Página 148 de 455
 


Grupo de Paginas:                       

Compartir:




Diccionario: