Las armas de la hermosura (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 36 de 90

confusión? Ministro soy,
por tribuno, en la real sala
de justicia; por amigo
1540 lo soy con vida y con alma
de Coriolano; obligado
de Veturia me hallo, a causa
de haberse de mí valido.
¿Quién vio fiel de tres balanzas hoy diríamos "ba-
1545 tan iguales como cargo, lanza de tres platillos
amistad y confïanza?
Divertido en lo que hacer suspenso, distraído
debo, he llegado al alcázar
del homenaje, en que está
1550 Coriolano. Antes que haga
entero juicio, he de verle;
quizá alguna circunstancia
me advertirá lo mejor;
aunque, a mi ver, mucho carga

1555 la de dar vida a un amigo i. e. la circunstancia de
en servicio de su dama.

Sale PASQUÍN

PASQUÍN: ¿Quién viene allá?
ENIO: ¿Qué es aquesto,
Pasquín?
PASQUÍN: Ser guarda, y no guarda-
infante, ni guardapolvo,
1560 guardapiés, ni guardadamas,
sino guardadiablo, pues
guardo a Coriolano.
ENIO: Basta
de locura, y dime ¿cuál
es de su prisión la estancia?
1565 PASQUÍN: Aqueste obscuro retrete.
ENIO: Abre, ya que están cerradas,
de sus troneras alguna.
PASQUÍN: Eso es decir que me abra
la cabeza; que aquí no hay
1570 más tronera que mi calva. j
angosta" y 2) "persona chiflada"

Abre una puerta, vese CORIOLANO sentado, con cadena al pie

ENIO: Salte allá fuera; que importa
que, como ministro, haga
con él una diligencia; asunto importante
y avisa si alguno trata
1575 de entrar o salir.
PASQUÍN: Sí haré.

Vase

CORIOLANO: Gente he sentido. ¿Quién anda
aquí?
ENIO: Quien por verte viene

Página 36 de 90
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: