El misterio del jarrón azul (Agatha Christie) Libros Clásicos

Página 16 de 16

Jack le miró sin comprender, pero al oír el torrente de palabras que siguieron, empezó a atar
cabos. -Ming... único... la perla de mi colección... por lo menos vale diez mil libras... las ofrecía Hoggenheimer, el millonario americano... el único en su especie en todo el mundo... Pero dime de una vez, muchacho, ¿qué has hecho del jarrón azul? Jack corrió a la administración. Tenía que encontrar a Lavington. La encargada le recibió fríamente. -El doctor Lavington se marchó a última hora de la noche... en automóvil. Dejó una nota para usted.
Jack rasgó el sobre. Su contenido era breve y conciso:
Mi querido y joven amigo: ¿Ha pasado ya la época de lo sobrenatural? No del todo... especialmente cuando se presenta con cierto lenguaje científico. Muchos recuerdos de Felisa, su padre inválido y míos. Tenemos doce horas de ventaja, que son más que suficientes. Suyo siempre,
Ambrosio Lavington, Médico del Espíritu.

FIN


Página 16 de 16
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: