El Rey Lear (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 15 de 75

acostumbrados. Se observa que ha decaído la cordialidad, tanto entre la servidumbre como en el propio
duque y vuestra hija.
LEAR
¡Mmm...! ¿Eso crees?
CABALLERO
Señor, os pido perdón si me equivoco, pero mi deber me impide callar cuando creo que se os agravia.
LEAR
Me estás recordando lo que yo mismo pienso. Últimamente he notado una fría dejadez, pero la he
achacado más bien a mi celosa suspicacia que a un propósito consciente de ser descortés. Prestaré más
atención. Pero, ¿y mi bufón? Hace dos días que no le veo.
CABALLERO
Señor, desde que mi joven señora marchó a Francia, el bufón está muy apenado.
LEAR
No sigas: ya me he fijado. –– Ve a decirle a mi hija que quiero hablar con ella.

[Sale un criado.]

Y tú llama a mi bufón.

[Sale otro criado.]
Entra [OSWALD, el] mayordomo.

¡Ah, sois vos! Venid, mi señor. ¿Quién soy yo, señor?
OSWALD
El padre de mi señora.
LEAR
¿El padre de mi señora? ¡Bribón de mi señor! ¡Perro bastardo! ¡Gusano! ¡Rastrero!
OSWALD
No soy nada de eso, señor, con vuestro permiso.
LEAR
¿Me plantas cara, granuja?
OSWALD
Señor, no consiento que me peguen.
KENT
Ni que te tumben, vil plebeyo.

[Le pone la zancadilla y le derriba.]

LEAR
Gracias, amigo. Tendré muy en cuenta tu servicio.
KENT
Vamos, tú; arriba y fuera. Yo te enseñaré a distinguir. ¡Vamos, fuera! Si quieres volver a medir tu zafio
talle, quédate; si no, ¡fuera! ¿No tienes juicio? Eso es.

[Sale OSWALD.]

LEAR
Mi buen amigo, muchas gracias.

Entra el BUFÓN.

Aquí tienes algo a cuenta.
BUFÓN
Permitid que me sirva a mí también. Aquí está mi gorro.
LEAR
¿Qué hay, mi listo amigo? ¿Cómo estás?
BUFÓN [a KENT]
Más te vale llevar mi gorro.
LEAR
¿Por qué, muchacho?
BUFÓN
Pues por estar de la parte del que pierde. –– No, como no te pongas por donde sopla el viento, pronto la
sentirás. Vamos, toma mi gorro.

Página 15 de 75
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: