Macbeth (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 15 de 55

¿Eh? ¡Chss...!
Era el aullido del búho, vigilante fatídico
que da las más graves buenas noches. - Lo está haciendo,
las puertas están abiertas y los beodos guardianes
denigran su empleo con ronquidos. He drogado
su ponche de tal modo que la vida y la muerte
se los están disputando.

Entra MACBETH.

MACBETH
¿Quién va? ¿Quién es?

LADY MACBETH
¡Ah! ¡A ver si se han despertado
y no lo ha hecho! Nos hunde el intento,
que no el acto. ¡Chss...! Le dejé a punto los puñales;
ha tenido que verlos. - Si no se pareciera
a mi padre dormido, to habría hecho yo. - ¿Esposo?
MACBETH
Ya está hecho. ¿No has oído un ruido?
LADY MACBETH
El grito del búho y el canto de los grillos.
¿Tú no has hablado?
MACBETH
¿Cuándo?
LADY MACBETH
Ahora.
MACBETH
¿Al bajar?
LADY MACBETH
Sí.
MACBETH
¡Chss...! ¿Quién duerme en la otra cámara?
LADY MACBETH
Donalbain.
MACBETH
Es un cuadro doloroso.
LADY MACBETH
Hablar de cuadro doloroso es tontería.
MACBETH
Hay uno que gritó dormido y otro que gritó
«¡Asesino!». Se despertaron uno a otro.
Me quedé a oírlos, pero ellos
dijeron sus plegarias y volvieron a dormirse.
LADY MACBETH
Hay dos en el cuarto.
MACBETH
Uno gritó «¡Dios nos bendiga! » y el otro «¡Amén!»,
como si hubieran visto estas manos de verdugo.
Oyendo su espanto, no pude decir «Amén»
cuando ellos dijeron «Dios nos bendiga».
LADY MACBETH
No caviles tanto.
MACBETH
Mas, ¿por qué no pude decir «Amén»?
Era yo quien más necesitaba bendición,
y el amén se me ahogaba en la garganta.
LADY MACBETH
No se debe pensar en ello de ese modo;
así nos volvemos locos.
MACBETH
Me pareció que una voz gritaba: « ¡No durmáis más!
Macbeth mata el sueño, el sueño inocente,
el sueño que devana una maraña de desvelos,
el morir de la vida diaria, baño de fatigas,
bálsamo de almas laceradas, plato fuerte
de la gran naturaleza, sustento mayor
del festín de la vida.

Página 15 de 55
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: