Bochas Historia: Juegos Tradicionales

Página 1 de 1


La imagen muestra un conjunto antiguo de
bochas de madera. Apenas visible en el frente de la caja está la inscripción "Bochas de césped de 1902 Slazengers"
Los historiadores de Bochas creen que los egipcios desarrollaron el juego. Uno de sus pasatiempos era jugar a los bolos con piedras redondas. Esto ha sido determinado basándose en los artefactos encontrados en las tumbas que datan de alrededor de 5.000 a.C. El deporte se extendió por todo el mundo y tomó una variedad de formas, como el Bocce (Italiano), Bolla (Sajón), Bolle (Danés), Boules (Francés) y Ula Miaka (Polinesio). Las bochas de césped más viejas que aún se juegan están en Southampton, Inglaterra, donde los archivos muestran que han estado funcionando desde el 1299 d.C. Hay otras afirmaciones de que se han usado antes de ese tiempo, pero aún no están confirmadas.

Sin duda la anécdota más famosa de bochas de césped es la de Sir Frances Drake y la Armada Española. El 18 de julio de 1588, Drake estaba implicado en un juego en Plymouth Hoe cuando se le notificó que la Armada Española se estaba aproximando. Su contestación inmortalizada fue que "Aún tenemos tiempo de finalizar el juego y derrotar a los españoles también". Entonces prosiguió hasta terminar el juego (lo perdió) antes de aventurarse a la pelea con la Armada, a la que venció. Ha sido discutido con exceso si esta famosa anécdota en verdad tuvo lugar.

El Rey Enrique VIII también era un jugador de bochas de césped. Sin embargo, prohibió el juego para aquellos que no eran acaudalados o "prósperos" debido a que "los fabricantes de arcos, de flechas, de puntas de flechas y encordadores" pasan más tiempo en eventos recreativos como las bochas en lugar de ejercer su oficio. Enrique VIII solicitó que quien deseaba reservar un campo debía pagar una cuota de 100 libras. Sin embargo, el campo no podía usarse para juegos privados y prohibió a quien sea a "jugar con cualquier bocha o bochas en un espacio abierto fuera del jardín o huerta del rey".

El Rey Jacobo I emitió una publicación llamada "El libro de Deportes" y, aunque desaprobaba el fútbol (soccer) y el golf, impulsaba el juego de bochas. En 1845, se levantó la prohibición, y la gente pudo jugar a las bochas y a otros juegos de habilidad.

Página 1 de 1

Compartir:




Diccionario: