Mina de Vanghel (Stendhal) Libros Clásicos

Página 26 de 37

Los amigos de madame de Larcay hablaron mucho de esta .tirad de timidez en un hombre conocido por su audacia. Les pareció evidente que le había entrado una gran pasión por madame de Larcay. Dubois dijo a Mina que su señor estaba terriblemente melancólico.
Echa de menos una grata compañía, y además añadió Dubois tiene otro motivo de preocupación. ¡Quién lo hubiera dicho de un hombre tan sensato! ¡ Tiene celos del señor conde de Ruppert !
A monsieur de Ruppert le divertían estos celos.
Me permite propuso a la señorita de Vanghel hacer que ese pobre Larcay intercepte una carta apasionada que yo escribiré a su mujer? Serán divertidísimas las negativas de ésta, si es que él se determina a hablarle del asunto.
Haga lo que quiera, aceptó Mina; pero sobre todo añadió en un tono muy enérgico tenga buen cuidado de que no haya duelo con monsieur de Larcay ; si éste llega a morir, no me casaré nunca con usted.
. Se arrepintió inmediatamente del tono severo con que había dicho Batas palabras y procuró hacérselas perdonar. Se dio cuenta de que monsieur Ruppert no había notado la dureza de lo que le había dicho sin querer, y esto aumentó el desdén que sentía por él monsieur de Ruppert le contó que acaso madame de Larcay no , fuera completamente insensible a sus atenciones; mas, por divertirse él, al mismo tiempo que le hacía la corte en toda regla, se cuidaba mucho, cada vez que encontraba ocasión de hablar con ella a solas, de no dirigirle sino palabras completamente indiferentes y anodina;.
A Mina le pareció muy bien este comportamiento. Era propio de su carácter un carácter que, con algunas apariencias de razón, era lo más opuesto a la razón no despreciar a medias. Consultó audazmente a monsieur de Ruppert sobre una importante cantidad de dinero que quería invertir en títulos del Tesoro de Francia, y le dio a leer las cartas de su administrador en Konigsberg y de su banquero en París. Observó que la lectura de estas cartas alejaba unas palabras que ella no quería oír pronunciar: su interés por monsieur de Larcay.

Página 26 de 37
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: