La cena de Baltasar (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 1 de 29

La cena de Baltasar
Pedro Calderón de la Barca


La cena de Baltasar
Pedro Calderón de la Barca



PERSONAS


EL PENSAMIENTO
DANIEL
BALTASAR
LA VANIDAD
LA IDOLATRÍA
LA MUERTE
UNA ESTATUA
ACOMPAÑAMIENTO


(Sale EL PENSAMIENTO vestido de loco, de muchos colores,
y DANIEL tras él, deteniéndole.)
DANIEL Espera.
PENSAMIENTO ¿Qué he de esperar?
DANIEL Advierte.
PENSAMIENTO ¿Qué he de advertir?
DANIEL Óyeme.
PENSAMIENTO No quiero oír.
DANIEL Mira.
PENSAMIENTO No quiero mirar.
DANIEL ¿Quién respondió de ese modo
nunca a quien le preguntó?
PENSAMIENTO Yo, que sólo tengo yo
desahogo para todo.
DANIEL ¿Quién eres?
PENSAMIENTO Cuando eso ignores
vengo a ser yo el ofendido;
¿no te lo dice el vestido
ajironado a colores?
¿Que, como el camaleón,
no se conoce cuál es
la principal causa? Pues
oye mi definición.
Yo, de solos atributos
que mi ser inmortal pide,
soy una luz que divide
a los hombres de los brutos.
Soy el primero crisol
en que toca la fortuna,
más mudable que la luna
y más ligero que el sol.
No tengo fijo lugar
donde morir y nacer,
y ando siempre sin saber
dónde tengo de parar.
La adversa suerte, o la altiva,
siempre a su lado me ve;
no hay hombre en quien yo no esté
ni mujer en quien no viva.
Soy en el rey el desvelo
de su reino, y de su estado;
soy en el que es su privado
la vigilancia y el celo;
soy en el rico justicia;
la culpa, en el delincuente;
virtud, en el pretendiente,
y en el próvido, malicia;
en la dama, la hermosura;
en el galán, el favor;
en el soldado, el valor;
en el tahúr, la ventura;
en el avaro, riqueza;
en el mísero, agonía;
en el alegre, alegría;

Página 1 de 29


Paginas:


Compartir:




Diccionario: