Las cadenas del demonio (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 11 de 49

..
LIRÓN: Dadme traza...
de librarme de esta maza...
LESBIA: ...de quien él la mona ha sido...
LIRÓN: ...que, si hacéis esto que os pido...
LESBIA: ...que, si esto hacéis...


Dentro


VOCES: ¡Plaza, plaza!
LIRÓN: ¿Qué ruido aquéste será?
LESBIA: Yo la causa de él no dudo;
porque, viendo el rey que está
un príncipe de esos mudo
y el otro ciego, querrá
traerlos al tempro a ofrecer
sacrificio, para ver
si así en la gracia conquista
de Astarón su habra y su vista.
LIRÓN: Pues no tenemos que her
por hoy mosotros, que tiene
mucho que her nuestro dios;
y así por hoy más conviene
[.......................ós?]
[......................ene?]
irnos.
LESBIA: No conviene tal;
que mijor es asistir
para ver en caso igual
cómo le hemos de pedir
la cura de mueso mal.

Ábrese el templo, y salen el REY, CEUSIS,
LICANORO, el SACERDOTE y MÚSICOS


REY: Inmensa deidad bella
de esta patria felice, pues en ella
tu imagen venerada
se ve, en templos y altares colocada,
en ti la pena mía
la fe con que te busca hallar confía
favores y piedades,
restituyendo al alma sus mitades.
Y, puesto que mi celo,
por excusarle la ojeriza al cielo,
a Irene--¡suerte esquiva!--
muerta la llora y la sepulta viva,
ya que otro arrimo ni descanso tengo
que estos báculos dos, en quien prevengo
descansar del prolijo
peso del reino, con que ya me aflijo...
CEUSIS: Si yo, por obligarle,
pudiera--¡ay infeliz!--sacrificarle
vida y alma, lo hiciera,
porque a la luz del sol restituyera
la ciega vista mía.
¡Oh cuán triste es la noche sin el día!
LIRÓN: ¿Esto es ser ciego? ¡Ay Dios, y quién lo fuera!
LESBIA: ¿Por qué? Di.
LIRÓN: Porque habrara, y no te viera.

A LICANORO


REY: ¿A los cielos me enseñas?

Página 11 de 49
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: