No siempre lo peor es cierto (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 1 de 58

NO SIEMPRE LO PEOR ES CIERTO

Pedro Calderón de la Barca

Personas que hablan en ella:
* Don CARLOS
* Don JUAN Roca
* Don DIEGO Centellas
* Don PEDRO de Lara, viejo
* FABIO, criado
* GINÉS, criado
* Doña LEONOR
* Doña BEATRIZ
* INÉS, criada

JORNADA PRIMERA

Salen don CARLOS y FABIO, vestidos de camino


CARLOS: ¿Diste el papel?
FABIO: Sí, señor;
y con notable alegría
dijo que al punto vendría
a esta posada.
CARLOS: Y Leonor
¿habráse ya levantado?
FABIO: Aun no ha abierto su aposento.
CARLOS: Pues llama en él, porque intento
darla parte del cuidado
con que a asegurar me atrevo
su vida y su honor aquí,
por lo que me debo a mí,
no por lo que a ella la debo.
Llama, pues; que ya es hora
de que despierte.

Sale doña LEONOR


LEONOR: Eso fuera
si yo, don Carlos, durmiera;
pero quien padece y llora
desdenes de una fortuna
tan crüel, tan inclemente,
tan a todas horas siente
que no descansa en ninguna.
¿Qué me quieres?
CARLOS: Informarte
de cómo en tan triste suerte
trata mi amor defenderte,
ya que no es posible amarte.
Sabrás...
LEONOR: No prosigas, no;
pues sea justo o no sea justo,
basta saber que es tu gusto
para obedecerle yo.
Que, aunque en pena semejante
atento te considero
a la ley de caballero,
primero que a la de amante,
en mí no hay más elección,
más gusto, más albedrío
que el tuyo; siendo éste el mío,
¿para qué es la relación?
CARLOS: ¡Oh, qué bien esa humildad,
hermosa Leonor, viniera,
si de voluntad naciera,
y no de necesidad!
LEONOR: A quien ya le ha persuadido
la apariencia de un engaño

Página 1 de 58


Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: