Política (Aristóteles) Libros Clásicos

Página 251 de 299

ven sacrificados por los privilegiados; ya por el deseo de la desigualdad
y predominio político, cuando, no obstante la desigualdad en que se
suponen, no tienen más derechos que los demás, o sólo los tienen iguales,
o acaso menos extensos. Estas pretensiones pueden ser racionales, así como
pueden también ser injustas. Por ejemplo, uno que es inferior se subleva
para obtener la igualdad; y una vez obtenida la igualdad, se subleva para
dominar. Tal es, en general, la disposición del espíritu de los ciudadanos
que inician las revoluciones. Su propósito, cuando se insurreccionan, es
alcanzar fortuna y honores, o también evitar la oscuridad y la miseria;
porque con frecuencia la revolución no ha tenido otro objeto que el librar
a algunos ciudadanos o a sus amigos de alguna mancha infamante o del pago
de una multa.
En fin, en cuanto a las causas e influencias particulares que
determinan la disposición moral y los deseos que hemos indicado, son hasta
siete, y, si se quiere, más aún. Por lo pronto, dos son idénticas a las
causas antes indicadas, por más que no obren aquí de la misma manera. El
ansia de riquezas y de honores, de que acabamos de hablar, puede encender
la discordia, aunque no se pretenda adquirir para sí semejantes riquezas
ni honores y se haga tan sólo por la indignación que causa ver estas cosas
justa o injustamente en manos de otro. A estas dos primeras causas puede
unirse el insulto, el miedo, la superioridad, el desprecio, el
acrecentamiento desproporcionado de algunas parcialidades de la ciudad.
También se puede, desde otro punto de vista, contar como causas de
revoluciones las cábalas, la negligencia, las causas imperceptibles y, en
fin, la diversidad de origen.
Se ve sin la menor dificultad y con plena evidencia toda la
importancia política que pueden tener el impulso y el interés, y cómo
estas dos causas producen revoluciones. Cuando los que gobiernan son
insolentes y codiciosos, se sublevan las gentes contra ellos y contra la

Página 251 de 299
 



Grupo de Paginas:               

Compartir:




Diccionario: