Reconquistar Plenty (Colin Greenland) Libros Clásicos

Página 122 de 455

Los Mosquitos siempre procuran no usar la palabra "cometa" para referirse a su planeador, y menos cuando van de uniforme. Podías verlos por toda la ciudad yendo en sus bicicletas, divirtiéndose en grupos o haciendo exhibiciones de formación y maniobra en los parques. Al lado de la oficina de reclutamiento de la base había un lugar con asientos y una pantalla que funcionaba con monedas, y podías ir allí para ver cómo hacían los vuelos de entrenamiento y todas las maniobras que no necesitaban supervisión de los instructores. Volaban a lo largo de todo el tubo cabalgando sobre los gradientes gravitatorios y hacían que pareciera lo más sencillo del mundo. Cuando les vi por primera vez deseé poder ser un Mosquito. Supongo que a Carmen le habría encantado saberlo...
Carmen tampoco habria aprobado a Michael. Michael era mi secreto, mi caballero de reluciente armadura particular. Tenía la piel blanquísima..., fue el primer blanco puro con el que estuve liada. Tenía las pestañas muy largas y montones de pecas que desaparecían debajo del cuello de su uniforme. Michael estaba sirviendo a la comunidad. Yo sabía que cuando llegara el momento me llevaría a los asteroides para que pudiéramos servir a la comunidad juntos sin separarnos nunca.
Dejaba que se encargara de manejar los controles de la pantalla y que me fuera indicando adónde tenía que mirar. Michael siempre se ponía muy cerca de mí, pero nunca me tocaba. Siempre le oculté cuál era la granja de tía Muriel, aunque tía Muriel lo sabía todo sobre él. No se lo contó a mamá. Tía Muriel era muy liberal. Si no tenía trabajo que hacer podía ir adonde me diera la gana. Una chica tiene que conocer mundo y divertirse, y tía Muriel no paraba de recibir visitas masculinas. Pero aquellos hombres no eran como Michael, evidentemente. De hecho, empecé a pensar que si le conociera tía Muriel quizá no sería tan tolerante en lo que respectaba a Michael. Michael no era el tipo de chico que me convenía.
Lo malo fue que las Rechazadas se enteraron de que estaba saliendo con él.
Carmen se puso muy contenta y se lo contó a Murray, y Murray perdió los estribos. No porque saliera con otro chico, sino porque Michael era un Mosquito, ¿entiendes? Se lo tomó como un insulto personal. Le dije que no me acostaba con él porque para Murray el acostarse era lo más importante del mundo, la única actividad que podía entender y que tenía sentido.

Página 122 de 455
 


Grupo de Paginas:                       

Compartir:




Diccionario: