Felix Sex

Página 1 de 1

Este juego se jugaba por todo el Imperio romano, en las tabernas, burdeles, casas privadas, y fuertes de la frontera. Se han encontrado numerosos tableros desde Egipto a Breta√Īa, pero sobre todo en y alrededor de Roma. Sin embargo, este juego no parec√≠a tener un nombre para distinguirlo de Duodecim Scripta o Tabula. Nosotros llamamos a este juego Seis Afortunados - en lat√≠n, Felix Sex. Aunque este juego parece ser igual que Duodecim Scripta, el tema no est√° completamente claro. La evidencia para y contra esta opini√≥n se presenta aqu√≠, y sin tener en cuenta el juego realmente jugado, usamos el nombre de Felix Sex para definir aquellos tableros de juego que conten√≠an seis palabras de seis letras.

Muchos expertos creen que este juego realmente es una versión modificada de Duodecim Scripta, con una línea extra por el medio. Por qué el nombre permanecería igual es difícil de entender, siendo los romanos personas de hablar preciso. Incluso el juego Alea llegó a ser llamado Tabula ya que, aunque se jugaba por dinero, se jugaba en un tablero o mesa. En este juego de palabras de seis letras, no hay ni doce palabras ni letras, y no hay ninguna línea en absoluto. No obstante, éste es el estilo generalmente aceptado del juego, y, de esta forma, tiene un parecido fuerte al Senet egipcio que tenía 30 cuadrados. Puede ser, especulativamente, que las palabras simplemente disimulaban al tablero, ya que jugar por dineri era técnicamente ilegal.

El palabra scripta se considera generalmente como "líneas", pero de acuerdo con Austin, puede interpretarse como "marcas". Algunas fuentes definen a scripta como "escritura", y de este modo llega a ser equivalente a "palabras". El problema, sin embargo, es que estos tableros de Felix Sex no contienen ni 12 marcas ni 12 palabras, pero sí 36 letras o cuadrados.

El cuadro mostrado arriba se redibuj√≥ de un modelo de tablero del Museo brit√°nico. Este tablero no est√° roto arriba ni abajo - los medios c√≠rculos se tallan en el borde del tablero. Esto es t√≠pico de muchos tableros encontrados as√≠. Las proporciones del tablero sugieren que las piezas para jugar se pod√≠an poner encima de las letras, ya que el tama√Īo de los c√≠rculos t√≠picos de hueso era de 20 mm.

Considere la imagen redibujada de un tablero de juego completo mostrado a la derecha. Este tablero se encontr√≥ a Qustul en Egipto, junto con 15 piezas negras, 15 piezas blancas, 5 dados y un fritillis. Data de no m√°s del siglo V d.C. La similitud al tablero de Felix Sex es sorprendente. Los c√≠rculos en el centro y las proporciones parecen casi id√©nticas. El √ļnico problema es que nadie parece saber si este es realmente un tablero de Duodecim Scripta.

Tambi√©n eche un vistazo al tablero del juego mostrado a la derecha. Este tablero se encontr√≥ en Breta√Īa, y perteneci√≥ a un soldado de la 20¬ļ Legi√≥n en el siglo II d.C. El parecido a los tableros anteriores es, una vez m√°s, sorprendente. Junto con este tablero se encontraron tres dados que parecer√≠an confirmar nuestra opini√≥n de que se usaban tres dados en este juego, no dos o cinco.

Probablemente éstos son del mismo juego, y una pista intrigante viene del puerto romano de Ostia, en Italia. Un tablero del juego que se encontró no usaba palabras, sino letras solas, dispuestas como sigue:

C C C C C CB B B B B B
A A A A A AA A A A A A
D D D D D DE E E E E E


La disposición anterior hace pensar que la dirección verdadera del movimiento está en este juego, y también parece confirmar el propósito de los tableros de Felix Sex. Las reglas para este juego, reglas del tipo de "Duodecim Scripta", se pueden formular ahora en general.

En esta versi√≥n del juego, se hubieran tirado tres dados. Las 15 piezas se mueven primero hacia la l√≠nea central de las letras, y luego sobre la izquierda. Finalmente iban al lado opuesto de las letras y luego fuera del tablero. Como en Tabula, ninguna pieza podr√≠a moverse m√°s all√° de la primera palabra hasta que todas las piezas hubieran entrado en el tablero. Igualmente, ninguna pieza podr√≠a salir del tablero hasta que todas las piezas hubieran ca√≠do en la √ļltima palabra.

Las Mesas de Juego del Felix Sex

Lo maravilloso de este juego es que las palabras sirven para descubrir frases inteligentes. La mayoría de éstas se relacionaban con el juego por dinero y la buena fortuna, o temas con alusiones militares, indicando que los soldados a menudo jugaban este juego. A veces eran sólo palabras de estímulo, en cierto modo como las galletas de la fortuna.

Este es verdaderamente cl√°sico:
LUDITESECURI
QVIBVSAES EST
SEMPERIN ARCA

"JUEGA SIN PREOCUPARTE CUANDO TU BOLSA EST√? LLENA"

Aquí tenemos la pura alegría militar:
PARTHIOCCISI
BRITTOVICTUS
LUDITEROMANI

"¬°LOS PARTIANOS (1) EST√ĀN MUERTOS, LOS BRETONES DERROTADOS, JUEGUEN, ROMANOS!"
(1) Naturales de Partia, antiguo imperio que se extend√≠a del Mar Caspio al √?ufrates.

Este es un ejemplo fino de ironía:
SPERNELUCRUM
VERSATMENTES
INSANACUPIDO

"RECHACEN LAS GANANCIAS. ACABE EL ENGA√?O, LA LOCURA Y LA CODICIA."

Este es meramente descriptivo de celebración:
CIRCUSPLENUS
CLAMORINGENS
IANUAETENSAE

"EL CIRCO EST√Ā LLENO, UN CLAMOR ENORME, LAS ENTRADAS EST√ĀN COMBADAS."

Este te hace preguntar si realmente lo hacemos mejor:
VENARILAVARI
LUDERERIDERE
OCCESTVIVERE

"CAZANDO, BA√?√ĀNDOSE, JUGANDO JUEGOS Y RI√?NDOSE, √?STA ES LA VIDA."

Este es alegre, y viene de una mesa de una taberna. Aunque jugar por dinero era t√©cnicamente ilegal, los men√ļs escritos en verso hex√°metro no lo eran ciertamente.
ABEMUSIN CENA
PULLUMPISCEM
PERNAMPAONEM

"PARA LA CENA: POLLO, PEZ, JAM√?N, PAVO REAL"

Este se encontró en Roma:
LEVATEDALOCU
LUDERENESCIS
IDIOTARECEDE

"¬°LEV√ĀNTATE Y SAL, NO SABES ESTE JUEGO, IDIOTA, L√ĀRGATE!"

Se han encontrado numerosos tableros, todos √ļnicos. Se publicaron los versos hex√°metros que podr√≠an ser usados por cualquiera, aunque no todos estos versos eran de verdad hex√°metros. Un conjunto de ellos se llamaron, seguramente en el mejor humor, "Las L√≠neas de los Doce Fil√≥sofos."

Página 1 de 1