Reconquistar Plenty (Colin Greenland) Libros Clásicos

Página 150 de 455

.., tenía un olor acre y peludo.
¿Y A QUÉ SE PARECE ESE OLOR, CAPITANA?
Al de un perro.
LOS PERROS SON UNOS ANIMALES MUY SUCIOS QUE SIEMPRE
ESTAN ARMANDO JALEO, ¿VERDAD? Sí, Alice.
-¿Necesita alguna cosa? -le pregunté-. Quiero decir que... Bueno, nunca he viajado con un eladeldi, ¿sabe?
No dijo nada. Sus largos dedos azules se agarraban con fuerza a los cables de la red.
-Muy bien -dijo yo-. De acuerdo... ¿Adónde vamos?
Abrió un bolsillo cerrado con velcro de sus pantalones, me entregó un diskette sellado y se puso la terminal del copiloto. Yo no podía creerlo. Ni tan siquiera me había preguntado si podía hacerlo, ¿entiendes? Se había limitado a alargar una mano y se la había puesto en la cabeza como si tuviera todo el derecho del mundo a hacerlo, como si se pasara la vida metido en naves de otras personas y el colocarse la terminal del copiloto fuera algo que hacía cada día.
Dejó que despegara. No dijo nada, y no intentó interferir en el procedimiento. Se limitó a quedarse inmóvil junto a mí escuchando y observándome.
Me puse en pie apenas estuvimos en órbita para dejar que trabajaras con el diskette y fui a ver a Wexler. Estaba flotando a cinco centímetros del catre, y aún no se había quitado los correajes. Me pareció que tenía la cara un poquito pálida. Seguía llevando puestas las gafas de espejo y sudaba.
-¿Siempre es así? -le pregunté.
-Disculpe, ¿cómo ha dicho?
No sabía de qué le estaba hablando o, por lo menos, no cuando estaba en servicio activo.
-¿Se encuentra bien? Si quiere puede quedarse aquí -dije yo, aunque tenía la esperanza de que preferiría no hacerlo.
-Oh, enseguida iré a reunirme con ustedes -se apresuró a decir-. Si me da su permiso, claro...
Tuve que echarle una mano con los cierres. Era tan torpe que salió despedido del catre y chocó conmigo. Fue un impacto frontal, ¿sabes? Salí disparada a través del umbral y tuve que agarrarme a la escotilla de atrás. "Estupendo -pensé-, un novato...". Pero empezaba a caerme bien.
AJA.
Oh, Alice, era tan guapo y tenía un aspecto tan triste e indefenso...
ESTABA PENSANDO QUE QUIZA LE RECORDABA A ESE MOSQUITO LLAMADO MICHAEL.
Nunca había pensado en eso, pero... No, el teniente Dominic Wexler era un chico de lo más blandito metido dentro de una camisa almidonada.

Página 150 de 455
 


Grupo de Paginas:                       

Compartir:




Diccionario: