El ricachón en la corte (Moliere) Libros Clásicos

Página 6 de 54

cuando sueña con su bien; pero, digan lo que quieran los esclavos de este afán,
no haya nada tan placentero como nuestra libertad.
CANTOR PRIMERO. -
No existe nada tan dulce como el ardoroso aliento que a dos corazones guarda unidos en un deseo.
No puede existir ventura sin ansias de amor: el día que amor desterrado quede, desterrado habrán la dicha.
CANTOR SEGUNDO. -
Sería muy dulce verse esclavizado a la luz
rigurosa del amor,
si en él tuviéramos fe.

Pero dice el desengaño,
con crueldad más rigurosa,
que en parte ninguna existe
la soñada y fiel pastora.
Ese deseo inconstante
e indigno de nuestros días
nos obliga a renunciar
para siempre a toda dicha.
CANTOR PRIMERO. -
¡Amable amor!
LA CANTANTE. -
¡Bendita
sencillez!
CANTOR SEGUNDO. - ¡Feliz sexo!
CANTOR PRIMERO. -
¡Cuán preciada me eres!
LA CANTANTE. -
¡Cuánto
me agradas!
CANTOR SEGUNDO. -
El más intenso
de los horrores me causas.
CANTOR PRIMERO. -
Para amar es necesario
de los rencores huir.
LA CANTANTE. -
Todavía confiados
pudiéramos encontrar
alguna pastora fiel.
CANTOR PRIMERO. -
¿Dónde hallarla?
LA CANTANTE. -
Nuestra gloria
Yo Pretendo defender, ofreciéndote, bien mío, mi ardoroso corazón.
CANTOR SEGUNDO. -
Mas ¿Puedo Creer, pastora, que no has de serle traidor?
LA CANTANTE. -
Amémonos para ver cuál de los dos sabe amar.
CANTOR SEGUNDO. -
Y que los dioses castiguen al que resulte inconstante.
LOS TRES. -
Dejémonos inflamar
por tan plácidos ardores, que dulce es amar si fieles se muestran los corazones1.
JOURDAIN. -¿Ya se acabó?
MAESTRO DE MÚSICA. -Sí.
JOURDAIN. -Está bien combinado el diálogo y hay en él algunas frases bastante bellas.
MAESTRO DE BAILE. -Por mi parte, deseo presentaros un ensayo, en el que podréis apreciar las actitudes y los movimientos más bellos que puedan armonizar un bailable.
JOURDAIN. -¿También son pastores?
MAESTRO DE BAILE. -Son... lo que queráis. (A los bailarines.) ¡Vamos!
1 Este terceto es una sátira dirigida contra la ópera italiana que Mazarino había introducido en la corte en 1646, y que dio origen a la fundación de la Real Academia de Música.

Página 6 de 54
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: