Vanina Vanini (Stendhal) Libros Clásicos

Página 5 de 26

El príncipe se dig­nó vendarme las mías con este lienzo.
La desconocida evitaba con una naturalidad per­fecta compadecerse de su accidente; Vanina la que­ría ya con locura. Pero a la joven princesa le chocó mucho una cosa: que en una conversación eviden­temente tan seria, a la desconocida le costara mucho trabajo contener unas ganas repentinas de reír.
-Me gustaría mucho -le dijo Vanina- saber su nombre.
-Me llamo Clementina.
-Bueno, querida Clementina, mañana a las cinco vendré a verla.
A1 día siguiente, Vanina encontró muy mal a su nueva amiga.
-Le voy a traer un cirujano -le dijo, besándola.
-Prefiero morir -rechazó la desconocida-. ¿Có­mo voy a comprometer a mis bienhechores?
-El cirujano de monseñor Savelli Catanzara, go­bernador de Roma, es hijo de un criado nuestro ­replicó vivamente Vanina-. Nos es muy adicto y, por su posición, no teme a nadie. Mi padre no hace justicia a su fidelidad. Voy a llamarle.
-No quiero ningún cirujano -exclamó la desco­nocida con una energía que sorprendió a Vanina-. Venga a verme, y si Dios ha de llamarse a él, moriré dichosa en brazos de usted.
A1 día siguiente, la desconocida estaba peor.
-Si me quiere -le dijo Vanina-, al marcharse, la verá un cirujano.
-Si viene, se acabó mi felicidad.
-Voy a mandar a buscarle -insistió Vanina.
La desconocida, sin decir nada, la detuvo, le co­gió la mano y se la besó una y otra vez. Por fin la soltó y, como quien va a la muerte, le dijo:
-Tengo que hacerle una confesión. Anteayer mentí diciéndole que me llamaba Clementina : soy un desventurado carbonario...
Vanina, estupefacta, retiró su silla y se levantó.
-Bien me doy cuenta -prosiguió el carbonarlo­de que esta confesión me va a hacer perder el único bien que me une a la vida; pero engañarla es indigno de mí. Me llamo Pedro Missirilli y tengo diecinueve años. Mi padre es un pobre cirujano de Sant´Angelo in Vado y yo soy carbonarlo. Sorprendieron a nuestra vendita y a mí me llevaron, encadenado, de la Romaña a Roma.

Página 5 de 26
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: