Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres (Jean Jacques Rousseau) Libros Clásicos

Página 47 de 137

depravadas difícilmente pueden destruirla, puesto que se ve a diario en
nuestros espectáculos enternecerse y llorar ante las desventuras de un
infortunado a un tal que, de hallarse en el lugar del tirano, agravaría
más aún los tormentos de su enemigo, semejante al sanguinario Sila, tan
sensible ante las desgracias que él no había causado, o a ese Alejandro de
Feres, que no osaba asistir a la representación de ninguna tragedia por
temor de que se le viera llorar con Andrómaca y con Príamo, mientras
escuchaba sin emocionarse los gritos de los ciudadanos que mandaba
degollar todos los días.
Mollissima corda
Humano generi dare se natura fatetur,
Quae lacrymas dedit (26).

Mandeville ha comprendido perfectamente que los hombres, con toda su
moral, hubieran sido siempre unos monstruos si la naturaleza no les
hubiese dado la piedad en apoyo de la razón; pero no ha visto que de esta
sola cualidad se derivan todas las virtudes sociales que pretende negar a
los hombres. En efecto: ¿qué es la generosidad, la clemencia, la
humanidad, sino la piedad aplicada a los débiles, a los culpables, o a la
especie humana en general? La benevolencia y la misma amistad son, bien
miradas, productos de una constante piedad fijada en un objeto particular;
pues desear que alguien no sufra, ¿qué es sino desear que sea feliz? Aun
cuando fuera cierto que la conmiseración es sólo un sentimiento que nos
pone en el lugar de quien sufre, sentimiento obscuro y vivo en el salvaje,
desarrollado pero débil en el hombre civilizado, ¿qué importaría esto a la
verdad de lo que afirmo, sino para darle más fuerza? En efecto: la
conmiseración será tanto más enérgica cuanto más íntimamente se
identifique el animal espectador con el animal paciente. Ahora bien; es
evidente que esta identificación ha debido de ser infinitamente más
estrecha en el estado de naturaleza que en el estado de razonamiento. Es
la razón quien engendra el amor propio, y la reflexión lo fortifica; ella

Página 47 de 137
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: