Andrómeda y Perseo (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 14 de 32

la libertad, y vosotros
la libertad y la vida!

(Salen todos.)

VIRTUDES Albedrío, ¿qué alboroto
es éste?
ELEMENTOS ¿De qué das voces?
ANDRÓMEDA ¿Cómo aquí, sin temor, solo 720
te quedaste?
ALBEDRÍO                     No quedé,
que después vine curioso,
motivado de una fruta
de quien aún dura el antojo.
Con el señor monstruo di, 725
y con el señor no monstruo;
y, librándome, le hizo
volverse al mar, temeroso.
ANDRÓMEDA El favor que a mi Albedrío
habéis dado, reconozco; 730
y así, para agradecerle
sabiendo a quién, el embozo
os suplico que corráis.
PERSEO Perdonad, prodigio hermoso,
que hasta el prefinido tiempo 735
que una belleza, a quien rondo
en los disfraces de amante
para las dichas de esposo,
merezca llamarla mía,
nadie me ha de ver el rostro; 740
en cuyo intermedio, a causa
de que nunca pude ocioso
estar, quise que mis hechos
-para llegar más airoso,
cuando a declararme llegue-, 745
mi fama hiciese notorios
a todo el orbe. Y así,
con los azules rebozos,
que a imitación son de nubes
cortinas de sacro solio, 750
mi valor, siempre invencible,
mi espíritu, siempre heroico,
de otra patria en que nací
me sacó, con tan piadoso,
noble y desinteresado 755
fin, que su pretexto es sólo
buscar aventuras que
sean venturas para otros;
con que viendo ser mi empeño
sabio a un viso, altivo a otro, 760
Minerva, que de las Ciencias
deidad apellida el ocio,
me dio el cristalino escudo;
Mercurio, en los artes docto,
el templado acero; bien 765
pudiera decir que a logro,
que, más que dados, parece
que a victorias se los compro.
Dígalo vuestro Albedrío,
pues apenas su voz oigo, 770
cuando de la sugestión
acudí a darle socorro.
Y así, pues la gratitud
que me ofrece el generoso
afecto vuestro os estimo 775
-porque para mí no hay gozo

Página 14 de 32
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: