No hay burlas con el amor (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 22 de 58

darla un recado pudiera.
INÉS: (No sé lo que Moscatel Aparte
me quiere decir por señas).
DIEGO: Con don Alonso de Luna
habla.
LUIS: Cierta es mi sospecha;
que venir una crïada
de Beatriz de esta manera
a buscarle, estar él siempre
en su calle y a sus rejas
con el otro amigo suyo,
mirar que cuando se aleja
se quedan los dos hablando,
no es posible que no sean
lances de amor.
DIEGO: ¿Qué queréis
hacer?
LUIS: Que aquí no me vean,
que no tengo yo favores
para que empeñarme pueda,
y reñir un desvalido
es valentía muy necia.
DIEGO: Decís bien, y quizá mienten
los viles celos que os cercan.
LUIS: Nunca son viles los celos,
don Diego.
DIEGO: Opinión es nueva.
LUIS: ¿Hay más nobleza que hablar
verdad? Pues esta nobleza
sólo los celos la tienen,
porque no hay celos que mientan.

Vanse don DIEGO y don LUIS


INÉS: Bien está. Adiós, que es muy tarde.
ALONSO: Dejas que vaya siquiera
con vos aquese crïado.
No vais sola.
INÉS: Norabuena;
venga el crïado conmigo.
MOSCATEL: (¡Que esto escuche! ¡Que esto vea!)
ALONSO: Moscatel.
MOSCATEL: ¿Señor?
ALONSO: Escucha:
Inés me ha dado licencia
para que en mi nombre vayas
hasta su casa con ella;
ve, y dirásla en el camino
que como tal vez se venga
a casa, no faltará
algún regalo que hacerla.
MOSCATEL: ¿Es posible que tal dices?
ALONSO: Sí, que si en su amor ya es fuerza
acompañar a don Juan,
no es muy mala conveniencia
tener quien aquel instante
también a mí me entretenga.
MOSCATEL: Yo se lo diré.
ALONSO: En los trucos
te aguardo con la respuesta.

Vase don ALONSO


MOSCATEL: (¡Quedamos buenos, honor!) Aparte
INÉS: Vamos, Moscatel, ¿qué esperas?
MOSCATEL: Vamos, Inés.
INÉS: Pues, ¿tan triste

Página 22 de 58
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:



Diccionario: