A través del espejo (Lewis Carroll) Libros Clásicos

Página 47 de 85


-Puede que una no pueda -le respondió Humpty Dumpty -pero dos, ya podrán. Con los auxilios necesarios podrías haberte quedado para siempre en los siete años.
-¡Qué hermoso cinturón tiene usted! -observo Alicia súbitamente (pues pensó que ya habían hablado más que suficientemente del tema de la edad; y además, si de verdad iban a turnarse escogiendo temas, ahora le tocaba a ella). -Digo más bien... -se corrigió pensándolo mejor- qué hermosa corbata, eso es lo que quise decir...no, un cinturón, me parece... ¡Ay, mil perdones: no sé lo que estoy diciendo! -añadió muy apurada al ver que a Humpty Dumpty le estaba dando un ataque irremediable de indignación, y empezó a desear que nunca hubiese escogido ese tema. -¡Si solamente supiera -concluyó para sí misma- cual es su cuello y cuál su cintura!
Evidentemente, Humpty Dumpty estaba enfadadísimo, aunque no dijo nada durante un minuto o dos. Pero cuando volvió a abrir la boca fue para lanzar un bronco gruñido.
-¡Es... el colmo... del fastidio -pudo decir al fin- esto de que la gente no sepa distinguir una corbata de un cinturón!

-Sé que revela una gran ignorancia por mi parte -confesó Alicia con un tono de voz tan humilde que Humpty Dumpty se apiadó.
Es una corbata, niña; y bien bonita que es, como tu bien has dicho. Es un regalo del Rey y de la Reina. ¿Qué te parece eso?

-¿De veras? -dijo Alicia encantada de ver que había escogido después de todo un buen tema.
-Me la dieron -continuó diciendo Humpty Dumpty con mucha prosopopeya, cruzando un pierna sobre la otra y luego ambas manos por encima de una rodilla- me la dieron... como regalo de incumpleaños.
-¿Perdón? -le preguntó Alicia con un aire muy intrigado.
-No estoy ofendido -le aseguró Humpty Dumpty.
-Quiero decir que, ¿qué es un regalo de incumpleaños?

-Pues un regalo que se hace en un día que no es de cumpleaños, naturalmente.
Alicia se quedó considerando la idea un poco, pero al fin dijo: -Prefiero los regalos de cumpleaños.

-¡No sabes lo que estás diciendo! -gritó Humpty Dumpty-. -A ver: ¿cuántos días tiene el año?
-Trescientos sesenta y cinco -respondió Alicia.
-¿Y cuántos días de cumpleaños tienes tú?

-Uno.
-Bueno, pues si le restas uno a esos trescientos sesenta y cinco días, ¿cuántos te quedan?

Página 47 de 85
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: