El Rey Lear (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 22 de 75

¡Conservadme la razón, no quiero enloquecer! ––
Bueno, ¿están listos los caballos?
CABALLERO
Listos, señor.
LEAR
Vamos, muchacho.
BUFÓN
La que siendo ahora virgen se ríe de mi marcha
dejará de ser virgen si la cosa se alarga.

Salen.

II.i Entran [EDMOND, el] bastardo y CURAN por lados opuestos.

EDMOND
Dios os guarde, Curan.
CURAN
Y a vos, señor. Vengo de ver a vuestro padre y le he informado de que el Duque de Cornwall y la
Duquesa Regan llegarán esta noche.
EDMOND
¿Cómo es eso?
CURAN
No lo sé. ¿Habéis oído las últimas noticias o, mejor dicho, los rumores, ya que por ahora no pasan de
susurros?
EDMOND
No. ¿Qué dicen?
CURAN
¿No os han dicho nada de una guerra inminente entre los Duques de Cornwall y de Albany?
EDMOND
Ni una palabra.
CURAN
Entonces lo sabréis a su tiempo. Adiós, señor.

Sale.

EDMOND
¡El duque aquí esta noche! ¡Bien! ¡Magnífico!
Por fuerza esto encaja con mi plan.
Mi padre ha mandado apresar a mi hermano;
y yo tengo un asunto bastante delicado
que debo acometer. ¡Presteza y fortuna, actuad! ––
¡Oye, hermano! ¡Baja! ¡Eh, hermano!

Entra EDGAR.

Nuestro padre vigila. ¡Huye de aquí!
Han averiguado dónde te escondes.
Aprovecha la ventaja de la noche.
¿Qué has dicho contra el Duque de Cornwall?
Se acerca aquí, ahora, esta noche, a toda prisa,
y Regan le acompama. ¿O qué has dicho
en su favor y contra el Duque de Albany?
Haz memoria.
EDGAR
Ni una palabra, seguro.
EDMOND
Oigo acercarse a nuestro padre. Perdona,
pero he de simular que desenvaino contra ti.
Tú también: finge defenderte. Y pelea bien. ––
¡Ríndete! ¡Ven ante mi padre! ¡Aquí, luces! ––
Huye, hermano. –– ¡Antorchas, antorchas! ––Adiós.

Sale EDGAR.

Un poco de sangre les hará pensar
que la lucha ha sido cruel. He visto a borrachos
hacerse mucho más por diversión.

[Se hiere el brazo.]

¡Padre, padre! –– ¡Detente, detente! ––
¿Quién me ayuda?

Página 22 de 75
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: