El Rey Lear (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 44 de 75

cuando arrecia el Maligno, hace boca con boñigos, se come las ratas y los perros muertos, y se traga el
verdín del agua estancada; al que azotan de aldea en aldea, meten en el cepo y en la cárcel; que tuvo tres
trajes y seis camisas,
y montó a caballo, y lució su espada;
pero los ratones, ratas y alimañas
llevan siete años siendo su pitanza.
¡Cuidado con mi diablo! ¡Calla, Smulkin! ¡Calla, demonio!
GLOSTER
¿Vuestra Majestad no encuentra mejor compañía?
EDGAR
El príncipe de las tinieblas es un caballero. Le llaman Modo y Mahu.
GLOSTER
Señor, nuestros hijos degeneran tanto que odian a quien los engendra.
EDGAR
El pobre Tom tiene frío.
GLOSTER
Entrad conmigo. Mi lealtad no me permite
cumplir las órdenes crueles de vuestras hijas.
Aunque me han mandado atrancar las puertas
y dejar que la noche se ensañe con vos,
he osado salir a buscaros
y llevaros donde hay fuego y alimento.
LEAR
Antes dejadme que hable con este filósofo. ––
¿Cuál es la causa del trueno?
KENT
Señor, aceptad lo que ofrece, entrad en la casa
LEAR
Quiero conversar con el sabio griego. ––
¿Cuál es vuestra ciencia?
EDGAR
La de huir del demonio y matar los bichos.
LEAR
Permitid que hable a solas con vos.
KENT
Señor, insistid en que se vaya.
Le flaquea la razón.
GLOSTER
¿Y qué culpa tiene?

Sigue la tormenta.

Sus hijas desean su muerte. ¡Ay, ya lo decía
el bueno de Kent, pobre desterrado!
Dices que el rey enloquece; que sepas, amigo,
que yo estoy casi loco. Tengo un hijo
del que he renegado. Atentó contra mí
hace poco, muy poco. Amigo, yo le quería
como ningún padre a su hijo. Para serte sincero
el dolor me ha enajenado. ¡Qué noche ésta!
Ruego a Vuestra Majestad...
LEAR
Disculpadme, señor. ––
Noble filósofo, venid conmigo.
EDGAR
Tom tiene frío.
GLOSTER
Venga, entra en la choza y resguárdate.

Página 44 de 75
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: