Cuatro Palos Reglamentos: Juegos de Naipes

Página 1 de 1

1.Objetivo
Se juega a cierto número de puntos fijado de antemano entre los jugadores (una buena partida puede ser a 100 puntos). Cuando un jugador llega a ese puntaje o to sobrepasa terming el juego, siendo el ganador quien haya sumado al momento la menor cantidad de puntos.



2.Jugadores
Pueden juagarse de 3 a 6 personas.

3.Desarrollo
Una vez sorteado el jugador que dará las cartas y mezcladas éstas, se deja el mazo completo boca abajo en el centro de la mesa.

Comienza el jugador mano (el que está a la derecha del que repartió las cartas), robando una carta del mazo: si la carta es un as, la coloca boca arriba a un lado del mazo, iniciando así una de las cuatro pilas sobre las que se irá construyendo en orden correlativo ascendente la totalidad del palo; luego roba otra. Si la carta no fuera un as, la deja vuelta hacia arriba y a su lado, iniciando su propio pozo de descarte, y pasa el turno al siguiente jugador.

Éste le roba su carta, pudiendo jugarla de los siguientes modos: sobre cualquiera de las pilas del centro, si es correlativa ascendente o descendente y de igual palo que la jugada por el mano, iniciando otra pila si robó un as; o sobre el pozo de descarte del jugador anterior, siempre que la carta sea correlativa ascendente o descendente a aquélla que en el pozo se halla descubierta, y sin que importe en este caso el palo. Sigue robando de a una carta del mazo a medida que las puede ir colocando, dejando hacia arriba y a su lado la que no pueda jugar.

Terminada la primera mano cada jugador tendrá iniciado su pozo de descarte. En las siguientes manos, cada jugador intentará en primer lugar deshacerse de las cartas de su pozo de descarte, ya sea jugándolas sobre las pilas del centro o sobre los pozos de los contrarios. Cuando ya no pueda utilizar las cartas de su pozo, robará cartas tantas veces como pueda irlas jugando, dejando la que no pueda colocar sobre su propio pozo.

Una vez terminadas las cartas del mazo, se seguirá jugando con las cartas de los pozos de descarte. Cuando un jugador ya no pueda utilizar la carta de arriba de su pozo lo dará vuelta, pasando a ser así su propio mazo, e irá destapando de a una, dejando descubierta (como nuevo pozo de descarte) la que no pueda jugar.

4.Final
Gana el jugador que, pudiendo colocarlas todas, queda sin cartas en su pozo y en su mano. Los demás jugadores se anotan tantos puntos como cartas les hayan quedado.

Página 1 de 1

Compartir:




Diccionario: