Cartas desde mi molino (Alfonso Daudet) Libros Clásicos

Página 19 de 111

que apaga los cirios ... no faltaba ni tino solo... ¡Ah!
¡Era una hermosa ordenación! Campanas, petardos,
sol, música, y siempre esos frenéticos tamboriles
que guiaban la danza allá abajo, en el puente de
Aviñón...
Cuando apareció Védene en medio de la asam-
blea, su empaque y su buen talante hicieron correr
allí un murmullo de admiración. Era un magnífico
provenzal, pero de los rubios, con largos cabellos
de puntas rizadas y una barbita corta y primeriza
que parecía hecha de vedijas de metal fino despren-
didas por el buril de su padre, el escultor en oro.
Corrieron rumores de que los dedos de la reina Jua-
na habían jugado algunas veces con aquella rubia
barba, y en efecto, el señor de Védene tenía el glo-
rioso aspecto y el mirar abstraído de los hombres
armados por las reinas... Aquel día, para hacer ho-
nor a su nación, había reemplazado su vestimenta
napolitana por un capisayo bordado de rosas, a la
provenzala, y sobre su capillo temblaba una gran
pluma de ibis de Camargue.
Tan pronto como hubo entrado, el archipámpa-
no saludó con aire galán, y dirigióse a la elevada es-

A L F O N S O D A U D E T

34

calinata, donde le esperaba el Papa para imponerle
las insignias de su grado: la cuchara de boj amarillo
y la sotana de color de azafrán.
Al pie de la escalera estaba la mula, enjaezada y
presta a partir para la viña... Cuando pasó junto a
ella, sonrióse satisfecho Tistet Védene y se detuvo
para darle dos o tres golpecitos amistosos en la gru-
pa, mirando con el rabillo del ojo para observar si le
veía el Papa. La postura era buena... La mula tomó
impulso...
-¡Toma, allá te va, bandido! ¡Siete años hace
que te la guardo!
Y le atizó una coz tan terrible, tan terrible, que
desde Pamperigouste se vio el humo, una humareda
de polvo rubio donde revoloteaba una pluma de
ibis... ¡Eso era todo lo que quedaba del infortunado
Tistet Védene!...
Por lo común, las coces de mula no suelen ser

Página 19 de 111
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: